fbpx

¿Cómo construir una gran
cultura organizacional?

line-blog

• Julio 25, 2022  • Lectura 3 min 

Cascos-trabajadores

Mientras que la tendencia es que los trabajadores de cuello blanco trabajen desde casa, los de cuello azul no tienen esa opción. Esto se está convirtiendo en una cuestión de disparidad de la cultura del trabajo.

Los industriales tienen un duro camino por delante. La cultura organizacional tiene que ver con el bienestar de las personas que trabajan en la empresa. Los trabajadores de la generación del milenio y de la generación Z, que valoran la cultura y el equilibrio entre la vida laboral y la personal más que cualquier otra generación anterior, buscan una cultura laboral que es difícil de ofrecer para los empleados de cuello azul.

He aquí la gran incógnita, ¿cómo construir una gran cultura laboral en una planta industrial? Estas son cuatro maneras de hacer que su cultura se distinga de la de la competencia, sin que conlleve costos dramáticos. Con ello, no sólo atraerá nuevas contrataciones, sino que retendrá a sus valiosos empleados actuales.

Una gran cultura organizacional comienza con la empatía y el respeto

La empatía y el respeto no cuestan nada, pero no tienen precio.
Estos dos elementos son la base de una gran cultura de trabajo. Los empleados quieren sentirse valorados. ¿Cómo se puede conseguirlo?

  1. Trata a tus empleados como quieres ser tratado
    La gente tiene vidas fuera del trabajo. Cuando surgen cosas en su vida, esperan que los demás lo entiendan y traten de hacer concesiones.
    respetuoso y muestra empatía, aunque no te identifiques personalmente con lo que están pasando ni lo entiendas.

  2. Ve a los empleados como personas.
    Ningún empleado quiere sentirse como un elemento reemplazable de la maquinaria, o como un número más que se registra en el sistema. Aunque las personas se clasifican fácilmente en categorías basadas en la demografía, los cargos y las habilidades por diversas razones, verlas sólo como integrantes de una categoría sin rostro hace que sea más sencillo tratarlas como menos humanas.

    Los seres humanos tienen personalidades, estilos de trabajo, peculiaridades, puntos fuertes y débiles. Presta atención a este tipo de cosas. Aprende sus nombres. Elogie las cosas buenas que hacen. Comuníquese con ellos teniendo en cuenta sus intereses específicos y su personalidad.

  3. Aprender a mostrar empatía de forma tangible.
    Contrario a lo que se cree, la empatía en acción es muy tangible. Una cultura de trabajo solidaria y empática ofrece:
  • Procesos de contratación sencillos. Haz que el proceso de contratación sea fácil. Facilita toda la información que puedas para que los postulantes no pierdan el tiempo solicitando un trabajo que no es adecuado para ellos.
  • Capacitación e incorporación meditada. Capacita no sólo en función del puesto, sino también de las preferencias y la personalidad del nuevo empleado. El proceso de contratación debe proporcionar información sobre la mejor manera de aprender.
  • Buenas prestaciones y compensaciones. Las prestaciones y la remuneración deben ser muy competitivas.
  • Horarios flexibles. Se busca el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, permitiendo a las personas el tiempo y el espacio necesarios para respirar en lugar de que el trabajo determine cuándo ocurre todo en sus vidas.
  • Tareas significativas. Aunque algunas tareas son inevitables, ayuda a los empleados a ver cómo son necesarias. Evita el trabajo pesado sólo para mantener a alguien ocupado. Si hay tiempo de inactividad, haz uso de este para la formación cruzada.
  • Retroalimentación valiosa. Tanto los comentarios positivos como los negativos pueden ser valiosos dependiendo de cómo se comuniquen. En lugar de aplastar a los empleados, ayuda a su crecimiento.

Cuando la empatía está en el centro de su cultura, desde la contratación hasta la forma de planificar los turnos, los empleados pueden sentirla.

Saben que son valorados. Que eso es raro en el sector industrial, y querrán quedarse y crecer con la empresa.

Planning

Haz un lugar de trabajo flexible

Un lugar de trabajo flexible es una forma tangible de mostrar empatía.

En lugar de turnos rígidos y horarios que no se adaptan a nadie ni a ninguna situación, un lugar de trabajo flexible significa dar a los empleados más control sobre su tiempo.

¿Sabes lo que sucede cuando das a tus empleados espacio para manejar cada área de sus vidas?
Los empleados son más felices y menos estresados. Estos son empleados que se quedan y dan buenas referencias a posibles contrataciones. Es importante utilizar las herramientas de programación adecuadas que faciliten la autoprogramación flexible y la cobertura de turnos inesperados.

Considera esto: este tipo de flexibilidad no sólo ayuda a los empleados, sino que hace que la empresa sea más ágil. Podrá adaptarte a los cambios del mercado mucho más fácilmente que con una estructura de trabajo rígida.

Pasa a la virtualidad y da a los empleados más control

La tecnología que se usa debe ser la tecnología que los empleados desean.

Ya están viviendo en sus teléfonos móviles. Ahí es donde debe estar su programación y comunicación.

Al dar preferencia a la tecnología móvil a la hora de crear el horario de los empleados, les devuelves el poder. Es parte de ser flexible, y de preocuparse por ellos lo suficiente como para no exigirles que vayan en coche o llamen a alguien de la planta para saber si se ha publicado un horario en la sala de descanso.

Mirando

Incrementar el involucramiento de los empleados

El compromiso de los empleados es una de esas frases de moda que puede convertirse fácilmente en una lista de trucos en lugar de ser genuino.

  • Asegurate de que los empleados se sientan apreciados, notados y reconocidos.
  • Premia los comportamientos positivos, por pequeños que parezcan.
  • Facilita que los empleados compartan sus ideas de mejora y escúchelas. Aplica las ideas que sean factibles.
  • Crea oportunidades para que los empleados socialicen, ya sea en el trabajo, durante el descanso, o fuera del horario laboral.
  • Crea eventos de trabajo para que los empleados puedan conocerse entre sí. 
  • Facilita que los empleados se comuniquen fácilmente entre sí dentro de unos límites seguros.


La creación de una gran cultura de trabajo no se produce en un día. Requiere trabajo, y los cambios culturales son algunas de las ruedas más difíciles de girar.

Si quieres saber más sobre este servicio o recibir
cotización para tu proyecto, llena el siguiente
formulario y nos pondremos en contacto contigo.

FREIGHT

Transporte de carga nacional
Transporte de carga internacional
Transporte de carga marítimo

LEGAL

SUSCRIBIRSE

Mantente actualizado sobre el sector automotriz en México con temas de Lean Manufacturing, logística, procesos de calidad entre otros.

OFICINAS

Avenida Universidad 1085,
Azteca Norte, 78310 San Luis Potosí, S.L.P.


Tel. 444 171 45 14
hello@ridysgroup.com

 

© 2021 Ridys Group
Desarrollo Web por DFIRST®

logo-ridys-gris